Bon Any 2018, Feliz Año Nuevo!

Un Any acaba i un de nou comença tot just demà passat.   És el moment de mirar enrera i veure com hem arribat a on som, i com ens hem convertit en el que som.

En esa revisión que cada año hacemos queremos dar las gracias a todos los que habéis contribuido a que La Libèl.lula tenga sentido, a que cobre vida porque sin ella tan sólo es otro establecimiento más.

Vosotros sois la razón de ser de que cada mañana se levante la persiana de este Centro, de este Herbolario.

Tú José con tu alegría desbordante nos inundas con tu simpatía;  Mari Carmen, tú que vienes a felicitar las Fiestas porque sí, porque hay aprecio.

A tu, Lourdes que la teva simpatia i fidelitat ens motiven .

A Jordi que sigue confiando en nosotras, a Jaume y a Teresa, a Pili,  a la Señora Paquita que a su edad sigue luchando y mirando hacia delante con esa frescura que yo quisiera tener a su edad.

A Isabel, que es una de nuestras más fieles clientas y pasa a vernos cada vez que va como ella dice a la plaza.

A Silvia y Marisa.

A Antonia con sus mandalas, al Sr Josep que se levanta cada mañana para llevar a su mujer al Centro de día y se desvive por ella, a Isabela,  a Toni nuestro amigo que nos aporta sabiduría y conocimiento, a Anna, a Carles y su hermana Mabel,  a Mariola que este año hemos visto menos pero que volverá.

A Esther pendiente de su abuela.  A Sonia y a Oscar.  A Rosa, Paqui y Nuria que nos sonríen siempre.  A Damián que nos muestra a cada paso su cariño.

A Moha y su bella mujer.

A Marina y a Mariana.  A Amelia y Mavi.

A Beatriz puntual siempre cada mes a su compra. A Cristina por valiente, a Ramona.  A Núria, Noe, Ana Maria, Mercè….Mireia, María y Manolo con sus cremas, con sus ganas de aprender y evolucionar…..

Y tanto otros que tengo en mi mente y mi corazón.   A todos y a los que aún no conozco os deseo lo Mejor, de Corazón.

Os deseo que lo malo de este año sirva de aprendizaje para el Nuevo en el que entramos, y lo bueno sea la energía que os empuje a continuar en vuestro camino y vuestra lucha, sin resistencia, fluyendo con los nuevos tiempos, los nuevos aprendizajes y las nuevas personas que nos acompañarán.

Habrá que decir adiós, como se lo decimos a este año, y en cada adiós habrá tristeza y dolor que no nos detendrá, sino que nos invitará a seguir avanzando en esta vida que no es otra cosa que experiencia y crecimiento….. y ese crecimiento sólo se lleva a través del AMOR.

AMOR, SALUD Y PROSPERIDAD PARA ESTE AÑO